Carabina SETRA AS1000: Potencia sesentera de multi bombeo

Esta es la primera vez que no sé por dónde comenzar un artículo. No puedo definir simplemente la Setra AS1000 como una carabina multi bombeo de potencia variable y acción de cerrojo. No hay parámetros técnicos u objetivos que delimiten lo que la palabra SETRA significaba para cualquier jovenzuelo de los años ochenta. Gamos, Cometas y Noricas eran un sueño, pero la potencia «tendente al infinito» y la estética SETRA, unidas al hecho de ser una carabina «de mayores» y su misterioso funcionamiento de «bombeadas», hacían de ella un objeto de deseo. El tiempo sólo le añadió la pátina de los sueños nunca concretados.

Sin Chairgun, sin Chrony, sin Internet, la AS1000 desafiaba los límites de la razón y los tiros de algún chavalote de 16 años a una lata de aceite de coche en algún descampado a lo que parecían kilómetros de distancia para las miradas de la chiquillería que nos creíamos el máximo, tumbando latas o gorriones a 20 metros, daba a la Setra aires de rifle de fuego… «¡ostras la ha atravesado!». «Seguro que mata un conejo a 100 metros» -como si supiésemos lo que eran 100 metros- «Igual atraviesa la pared de una casa», «seguro que mata a una persona ¿te imaginas?», «con la Setra se bajan perdices al vuelo», etc, etc.

carabina_setra_as1000
Carabina de bombeo SETRA AS1000 calibre 4.5 mm

Pasa un cuarto de siglo lleno de conocimiento. Seguramente sé más ahora de carabinas de aire que el mayor erudito de Zaragoza en aquellos años, igual que sé que no soy ni siquiera un experto, comparado con las lumbreras que circulan por los foros. Ya no tengo paciencia para leer, si no es para documentarme. Cualquiera sabe mucho googleando, pero bajar al barro es invariablemente diferente. Siempre es bueno responder al reto de un armero septuagenario cuando te muestra un modelo que él creía completamente desconocido, máxime para «un joven», y lo reconoces al primer vistazo, pero eso también endurece la negociación.

Existen bastantes sitios en la red donde leer sobre la historia de la empresa creadora de las carabinas SETRA, pero, sinceramente, yo sólo podría copiar y pegar, no tengo nada propio que añadir, salvo unos detalles. En primer lugar, me ha sorprendido que en Reino Unido parece haber una cantidad notable de fans de las Setra AS1000. De hecho, sin dedicarme profesionalmente, he vendido alguna que otra pieza a Reino Unido para echar una mano a algunos poseedores del modelo. La Setra AS1000 en los años sesenta valía la quinta parte de un Seat 600 nuevo. Hagan sus equivalencias con los precios de hoy en día.

En segundo lugar, esto es ya sólo una anécdota, el Señor Agustín, un armero que hace años que se resiste a jubilarse, me contó que los Artés de Arcos ¡llegaron a fabricar un ingenio bélico anfibio de ocho ejes de grandes ruedas flotantes para el ejército británico!

La Setra AS1000 llegó a mis manos tras un trueque por una pistola Record Champion cuyo artículo podéis leer aquí http://antac.mforos.com/1616462/11271497-record-champion/ Recibir una AS1000 entera y original ya era un logro, pero además estaba completamente estanca, lo que comprobé dejándola cargada una noche Chrony en ristre. Una pasada. El único problema era, como en casi todas las clásicas de cerrojo, la tórica del mismo, ya que su ubicación móvil y exterior la expone a un desgaste para el cual no fue diseñada. No existen datos de velocidad de salida o energía en boca de la Setra AS1000 en calibre 4,5, pero 260 m/s a diez bombeos me pareció una energía escasa, así que decidí substituir el caucho.

En cuanto vi el espárrago despachurrado casi me tiro al suelo a patalear. El espárrago es un vástago roscado al cerrojo que se encarga de llevar atrás el martillo (amartillado), y de que la punta del cerrojo y su tórica no se vayan hacia atrás por la presión del aire durante el disparo, al ser fijado en su posición de armado. Evidentemente hay que desenroscarlo para retirar el cerrojo del breech, máxime cuando éste hace una misma pieza con el tubo de mecanismos, como es el caso de la Setra. Pero aquel espárrago no tenía cabeza. Tras romper tres tóricas intentando montar el recambio sin sacar el espárrago, operación necesaria para desmontar el cerrojo y operar como Dios manda, tarea ímproba, tuve que controlarme mucho. Hice una ranura con la radial pero es de diámetro tan estrecho -a ojo, unos 3 milímetros-, y sobresale tan poco que al aplicar el destornillador sólo lo descabezó. Genial Eduardo, ahora ni amartilla.

No hay espacio para taladrar y empotrar la típica allen de 3mm, solución muy socorrida para los tornillos partidos, siempre que sean de un diámetro respetable. No dispongo de equipo de soldadura y, de disponer de él sólo habría conseguido soldar espárrago, cerrojo, y ventana del mismo. Sólo hay una salida, fea, nada profesional y que compromete el arma entera. Desmonto el bloque trasero, saco el disparador, seguros, martillo, guía y muelle. De un martillazo arranco el mango del cerrojo. Con la radial hago dos muescas al trozo que queda, anclo el rifle al banco de trabajo, meto unas tenazas en las ranuras y doy otro martillazo en las tenazas. Nada. El siguiente lo doy con todas mis fuerzas, con el espárrago contra el breech. Sale disparado casi todo.

carabina_setra_as1000_cerrojoMartillazo a martillazo (alguno en toda la mano) saco el martillo, arañando el interior del breech. Me fabrico un tape de corcho y lo meto para proteger la válvula de disparo de micro virutas. Enrollo lana de acero basta en una broca y con el taladro rectifico el interior del breech. Evidentemente monto un cerrojo nuevo. No hay fotos porque cuando uno no sabe si lo que está haciendo va a funcionar, no quiere hacer la crónica de un desastre. No obstante, la incertidumbre es proporcional a la satisfacción del objetivo cumplido, y sé que en breve la Setra estará en condiciones de mostrar si su poder sigue siendo relevante, o simplemente poco más del doble de una carabina española de la época.

El arma venía con las marcas normales en la pintura negra de su metal, y digo normales en un arma probablemente de los años 60, pues carece de número de serie. También denota su antigüedad el hecho de que la caja del seguro-disparador es del mismo metal que el resto del arma, y no plástico. Esto, sumado a mi impericia al enfrentarme a trabajos que hacía mucho que no practicaba -alguna raya le he hecho- me ha llevado a retirar la pintura.

carabina_setra_as1000_detallePor cómo estaban unida la tapa trasera del seguro con el tubo de mecanismos juraría que esta carabina no se ha abierto jamás. Quitando el guardamontes y el embellecedor, la carabina es 100% metal y madera.

carabina_setra_as1000_calibre_4.5Algo que me extraña, me molesta, y que echo verdaderamente de menos son pruebas de armas clásicas. La red está llena de datos del fabricante, cifras de ventas, fotos preciosas hechas con cámaras magníficas a toda resolución, despieces… pero parece que nadie tiene un par de horas para pasar un Chrony o hacerse unas dianas.

También hay que tener en cuenta que poner a tiro una clásica casi siempre es necesario, por muy buen aspecto externo que tenga. A menos que esté sin usar en su caja precintada, y aun así habría que retirar grasa vieja y lubricar, hay un 95% de posibilidades de que el arma necesite una puesta a punto, generalmente sin repuestos a mano. Los coleccionistas no tiran con sus armas, ni siquiera en exhibiciones. Se contentan con saber que están enteras, originales y que «funcionan». Para mí, un arma no funciona si no da el 100% de sus prestaciones y eso sólo se averigua disparando.

El problema de las Setra y de casi cualquier carabina de bombeo es la condensación de agua dentro de la válvula. La toma de aire lleva un filtro para partículas, pero eso no impide el paso de la humedad. Además, la creencia -aún no lo he corroborado- de que a más bombeos más energía en boca, llevaba a muchos usuarios a forzar la admisión de aire, generando condensaciones de agua. Esta agua puede ser expulsada de la válvula mediante un uso normal, el problema es que las altas presiones hacen decantar la cal que el agua contiene, formando cúmulos de escamas blancas, ya que las Setra por construcción no pueden oxidarse. Si esta cal se desplaza hacia algún elemento móvil, como válvulas o muelles, puede provocar fallos en el rifle hasta inutilizarlo para su cometido.

Hoy se trataba de comprobar la precisión de la Setra AS1000. En realidad quería comprobar precisión y constancia de tiro con el Chrony, pero últimamente las cosas se complican de mala manera, poniendo a prueba los consejos que yo mismo doy a terceros. Como puesta a punto he limpiado a conciencia el cañón y he retirado la grasa vieja, sustituyéndola por Moly nueva. También he estirado un poco el muelle de martillo. Cerrojo nuevo con su correspondiente ajuste y tórica a estrenar.

carabina_setra_as1000_visor
Montaje del visor en una montura monopieza sobre el carril de la SETRA

Lo primero ha sido montar el visor Europa 3-9×44 sobre la Setra. Unas monturas altas bipieza que tenía a mano eran demasiado estrechas, así que lo he tenido que montar con unas monturas monopieza bajas. La carga del balín puede ser más engorrosa, pero acerrojar con un sólo dedo es mucho peor. El primer tiro no duele, el décimo tampoco, pero ahora mismo no consigo teclear con el índice de la mano derecha.

He escogido para comenzar una distancia contenida de 20 metros, balines ligeros perfora tarjetas (RWS Meisterkugeln) y una velocidad de salida discreta de 160 m/s con cuatro bombeos. Primera serie de 5 tiros un desastre, segunda serie más de lo mismo… sé que el visor no falla y que los balines son buenos. Así que después de darle varias vueltas decido probar con seis bombeos, alrededor de 190 m/s, pensando que era posible que el spining pudiera ser demasiado laxo para tan poca velocidad de salida. Los grupos se cierran un poco pero siguen siendo insatisfactorios, del entorno de 3 cm. Los BSA Hollow Point un desastre, los Crosman Premier ídem, los Gamo Hunter, Rocket y Pro Magnum una desesperación, los RWS Super Point una perdigonada más que una agrupación…

Ya pensando en desmontar la carabina y venderla por piezas me he acordado de mis dos bestezuelas balísticas preferidas, que son los JSB Exact Express checos y los inigualables HN Baracuda Match.

Si estaba desconcertado hasta el momento, los JSB han acabado con mi paciencia. Una diana magnífica, otra desastrosa, tres tiros al mismo agujero y siete dispersos, así una y otra vez. Como siempre, de lo único que no he dudado ha sido del visor. Con más calma, me he dado cuenta de lo que pasaba. El cerrojo no empuja linealmente al JSB, por algún motivo el balín se inclina bajando el morro y al cerrar el cerrojo puede que entre indemne o puede que se deforme. De ahí las dianas demenciales. Introduciendo los balines con una pequeña llave Allen en la recámara las agrupaciones han sido mucho mejores, pero ya se me echaba la tarde encima…

Baracuda Match. Qué puedo decir de esta munición que le haga justicia… En primer lugar, no han necesitado ayuda, el cerrojo los desplazaba perfectamente horizontales por el puerto de carga. En segundo lugar, al quinto tiro pensaba que tenía la carabina atascada… pero no, era un cacahuete del tamaño de tres impactos por el que pasaron 10 balines.

carabina_setra_as1000_prueba_balines
Agrupaciones con los diferentes tipos de balines. A la derecha, la obtenida con los excelentes Baracuda Match de H&N

Teniendo en cuenta que el gatillo de la Setra es una piedra de un tiempo directo, simple, pastoso y con arrastre, y después de comprobar que es una carabina altamente selectiva con la munición, creo que estos grupos son estratosféricos para una carabina que supera ampliamente el medio siglo de edad y uso. De hecho, el de los Baracuda para misma distancia, apoyos y óptica me costaría muchos intentos igualarlo con la CFX Royal, carabina que hoy por hoy sigo considerando por encima de mis límites como tirador. Como decía el pionero Miki Durán: «Lento pero seguro».

Finalmente he pasado el Chrony. Esperaba grandes resultados, y no ha sido así. Tanto, que en lugar de testear la carabina voy a testear el Chrony. He comenzado a 4 bombeos con JSB Exact. Cinco disparos entre 178,2 y 179,1 m/s. Sobresaliente.

Seis bombeos de nuevo con JSB Exact: el desastre. De 185 m/s a 210 m/s. Paso a Baracuda y ¡oh la lá! cinco tiros de 184,6 a 185,1 m/s. Apabullante.

Ocho bombeos, evidentemente sigo con Baracuda. Cinco tiros, en 195 m/s con tolerancias de un segundo. Esto va bien. Diez bombeos con Baracuda. 210 m/s de media con tolerancias de 1,8 m/s en cinco tiros, nada mal.

Y ahora viene el misterio. A partir de 10 bombeos la Setra no gana potencia, sino que la pierde. Lo cojonudo del caso es que para perder potencia debería haber una sobrepresión en la válvula que impidiese su correcta apertura, con lo que dispondríamos de un segundo disparo, menos potente, y no es así. He bombeado 20 veces sin ganar ni medio metro por segundo y sin sobrar nada de aire. He puesto baba en la boca de fuego para ver si el arma expulsa aire al cargar a sobrepresión y nada. La Setra se ha quedado en 14,5 Julios, lo que me hace pensar si no fue una unidad hecha para el mercado inglés.

14,5 Julios cuando lo normal eran 7-9 en las resorteras populares puede ser un incremento significativo, pero no he encontrado la bestia sedienta de Julios que me esperaba. En precisión puede ser un arma sobresaliente hoy en día con los estándares modernos, lo que la convierte en una carabina que ciertamente valía su precio en los años sesenta. Eso sí, seguramente sería con la munición específica marca Setra, porque si no funciona con los JSB Exact checos ni quiero imaginarme lo que sería disparar con la munición disponible en España en aquellos años.

Después de tres días a vueltas con la Setra he desarmado la palanca de bombeo para ver cómo estaba el tubo de admisión de aire. Había dos indicios que me tenían algo inquieto: el primero, la sección del sello (zapata de goma que empuja el aire dentro de la válvula) que queda a la vista al llevar la palanca a su extremo, por la ranura abierta en el tubo que permite el desplazamiento del brazo secundario, estaba lleno de aceite. Un poco de engrase no está de más, pero hablamos de media gota muy bien administrada. Si la cabeza del sello está impregnada, podemos introducir suciedad en la válvula.

En segundo lugar, había un sonido de aire al cargar los bombeos. Hubiera sido sencillamente fatal que perdiera aire por la válvula de admisión, pero sabía que no era así porque la palanca de carga no hubiera cerrado. Cierra a la perfección y con fuerza. Hubiera sido desesperante que perdiera aire por la válvula de disparo, pero tampoco era así, como comprobé poniendo una fina película de saliva -perdón por la ordinariez, pero es lo más sencillo, barato y efectivo- así que sólo podía ser que el sello estuviera dañado y dejara salir aire, en lugar de meterlo en la válvula.

carabina_setra_as1000_limpieza
Desmontaje y limpieza de la palanca de bombeo

Retirar la palanca de carga es sumamente sencillo e intuitivo. La cantidad de porquería que había dentro del tubo de compresión de aire y en la propia zapata me ha hecho mirar con más consideración la Setra, pues es impresionante que realice su trabajo en esas condiciones. Pero claro, este rifle es un Sheridan model C de 1949 copiado con esmero, y las cosas en EEUU se hacían muy bien en los años 40.

He utilizado una varilla roscada a la que he atado papel de cocina en la punta, impregnado en desengrasante industrial. Luego he dado varias pasadas con papel seco atado a la misma varilla, hasta dejar todo limpio o lo más limpio posible. He sacado la zapata de su ubicación al extremo del émbolo de carga y aunque tenía algún defecto milimétrico, estaba en un estado de uso completamente aceptable. Pues vaya faena, no entiendo nada… ¿exceso de engrase? ¿Unidad capada?

carabina_setra_as1000_zapata
De casualidad, y sólo para tomar una foto, he puesto la zapata al lado de una nueva para testimoniar el aguante de dicha pieza. Enfoco y… ¡me doy cuenta de que no son iguales! La zapata nueva tiene 2 milímetros más de diámetro. ¿Estarán los julios perdidos en esos 2 mm?

Introducir la zapata de carga en el extremo del émbolo es una tarea que requiere algo de paciencia y una pizca de pericia. De igual manera entra muy ajustada en el tubo de mecanismos. Conviene no forzar ninguna de ambas piezas, pues los repuestos son escasos y lógicamente algún día se acabarán.

Hasta 10 bombeos los resultados han sido casi idénticos a los de la primera prueba con el Chrony: 210 m/s. He pensado que no iba a pasar de allí, al menos sin abrir la válvula. He cargado 12 bombeos y he comprobado que me da exactamente 5 m/s más. A 14 bombeos he obtenido 225 m/s. He cargado directamente 20 bombeos y el Chrony ha subido a 240 m/s. A partir de aquí los bombeos incrementan muy poco la velocidad, pero el aumento es constante. Con total desprecio por la integridad del rifle he cargado 30 bombeos y el Chrony ha dado casi 260 m/s, es decir, 23,3 Julios.

carabina_setra_as1000_medidor_velocidad_chrony
Velocidad de 256,4 m/s registrada en el cronógrafo Chrony

Ahora sí me creo la leyenda Setra, lo que no imaginaba es la cantidad de bombeos que hay que aplicar para alcanzar el tope legal de energía en boca en España. Puntualizar que los ocho primeros son muy suaves, situando la carabina en velocidades óptimas para la precisión pura en calibre 4.5 (190 m/s). A partir de aquí las cosas se complican y del vigésimo primero al trigésimo hay que tener brazos y estar dispuesto a hacer ejercicio. Todo para un disparo.

Volvamos a la década de los 60. Coloquemos a esta bestia entre la competencia nacional, consistente en una Norica 61, una Cometa V y una Gamo Juaristi o 45-s-61 de 8J o, como mucho, una Ojmar Regina de 10-11J. La Gamo podía ser igual de precisa, en distancias contenidas, pero ni siquiera tenía raíl para visor (ninguna lo tenía). Imaginemos las caras que pondría el personal ante el estampido brutal de la Setra a tope de bombeos, su precisión a muy larga distancia, y su capacidad de impacto. Y digo esto hablando de una carabina de calibre 4.5. En calibre .22 debía de ser simplemente increíble. Y la de calibre 6mm, temible, dependiendo del desempeño de los balines de ese calibre fabricados por la casa, una especie de ojiva Spitz.

De una carabina de carga suave para hacer unas dianas en el jardín trasero a una bestia capaz de ofrecer los Julios que uno esté dispuesto a bombear para plinkear seriamente, incluso cazar en aquellos años, la Setra ofrecía todas las posibilidades en un solo rifle cargado de alta tecnología y materiales de calidad, por un precio, eso sí, que la situaría en el rango de las sofisticadas PCP de hoy en día.

carabina_setra_as1000_culataConsiderando que para disparar por encima de 23 Julios hay que aplicar 30 bombeos, y que diez tiros a una diana implicarían 300 bombeos, de los cuales 30 serían muy duros, estas energías quedan relegadas a «demostraciones» o sesiones de caza a la espera con el arma cargada (no sufre) pero no acerrojada, para no machacar el muelle del martillo que necesita estar en plenas condiciones para abrir la válvula de disparo correctamente.

Categorias: Tiro

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,,,,

8s Comentarios

  1. Avatar

    FRANCISCO ORO FILELLA

    Hola he leido su articulo y me ha gustado y hace poco adquiri una carabina setra que fue un regalo de un amigo y la tengo yoda desmontada escepto la valvula de presion ya he sacado la rosca interna que la asegura que va con rosca fina y me he parado porque no le veo la forma de desarmarla.espero me heche un cable asi mis mo he sustituido el tope de goma del embolo que estaba muy desgastado y he cambiado la torica del cerrojo.
    Esperando su respuesta Saludos. SISCO

    Responder
  2. Avatar

    Buenas poseo una setra AS1000 4’5 de mi padre se la compro con 17o18 años pero le falta el punto de mira me puede ayudar alguien por faborrrr

    Responder
  3. Avatar

    hola tengo una Setra de hace 35 años de cuando era joven y el otro dia me puse adarle manchadas y no comprime supongo que sera la goma de manchar que esta reseca o desgastada,me podeis indicar donde encontrar recambios, es una carabina de las que ya no se ven e incluso la he pulido y barnizada por si solo la tengo de decoracion, gracias espero una respuesta.

    Responder
  4. Avatar

    Emiliano del Pozo

    Hola:
    Curioseando por la web me he encontrado con tu post, he pasado un buen rato leyéndolo. Mi padre me regaló la que tengo, si no recuerdo mal en 1978.
    Al leer me he quedado asombrado de los bombeos que le has llegado a meter, yo nunca pude más de 5, (no digo, ni mucho menos que no sea verdad lo que tu dices), ¿puede que sean diferentes, modelo, año,…?
    Al margen de esto, ¿dónde se pueden conseguir recambios para esta escopeta?, y ¿dónde se puede disparar o con que condiciones además de en un campo de tiro?
    Gracias de antemano

    Responder
  5. Avatar

    Hola muchas gracia por el post, yo me crie en los 80 con una que anteriormente había pasado por primos y hermanos, acabe valorándola el que más, así que ahora es mí, tengo problemas de fuerza, ¿sabéis donde pueden repararla bien y fiablemente?, o donde me venderían las gomas y juntas (Que entiendo son el problema)

    un saludo y muchas gracias JAVIER

    Responder
  6. Avatar

    Hola. Tengo claro en la memoria el día que fueron dos amigos enviaos por mi, por motivos de salud me fue imposible.
    La carabina fue adquirida en la sede central de Artes de Arcos en Barcelona.
    El motivo de la elección fue que mi mejor amigo tenia una, y yo disfrutaba muchísimo cuando me la dejaba.
    Hoy en dia no la tengo, pues se estropeo, se desmonto y desapareció.
    Con el paso de los años aparte de canas ganamos en serenidad y visión critica, (por lo menos a mi me pasa) recuerdo el aburrimiento de dar manchadas hasta la extenuación y algunos pellizcos con la madera que cubría la palanca de carga y el tubo.
    Ver como otros amigos disparaban una y otra vez y yo solo hacia gimnasia con la dichosa bomba.
    El tiempo nos enseña a ver que los sueños de juventud, por desgracia son solo eso, sueños.
    Hoy tengo una cometa del 5.5 con mas potencia mas precisión y mas comoda.
    La SETRA fue algo en sus días, pero no querría tener otra.
    Disfrute en su dia pero me he vuelto muy cómodo y prefiero mi Cometa.
    Lo dicho aqui que no sirva de deshaliento para nadie, pues las ilusiones de cada uno son las mejores y los sueños están para vivirlos.

    Responder

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.