Carabina Hi-Point 995TS 9mm: máxima diversión al mínimo coste

“Inexpensive, but not cheap”. O lo que es lo mismo, barato pero con calidad. Esta sería una buena definición para los productos fabricados por la empresa estadounidense Hi-Point: carabinas en calibres 9mm Parabellum, .40 S&W y .45 ACP; así como pistolas semiautomáticas recamaradas para disparar esos mismos calibres, además del .380 ACP o 9 corto.

Las armas producidas por Hi-­Point son rudas. No son ni mucho menos las más aparentes a nivel visual, hasta el punto de poder decir que sus armas son directamente feas, como en el caso de las pistolas, unas armas parcas, y sin asomo de ningún lujo ni ningún elemento que vaya más allá de lo meramente funcional. Pero en algo sí sobresalen las armas Hi-Point: su precio y su fiabilidad, una vez que han cumplido su periodo de rodaje. Como muestra de esta fiabilidad y confianza en todos sus productos, Hi-Point ofrece garantía total de por vida en todas sus armas.

La primera razón que me llevó a interesarme por una carabina en calibre 9mm Parabellum fue la posibilidad de compartir munición entre mi arma corta y un arma larga sin disminuir los requerimientos logísticos en un “to go pack”. La segunda razón fue la posibilidad de tener otra arma, una opción siempre sugerente y divertida. El tercer motivo que hizo encapricharme de una carabina del 9mm Luger fue el atractivo precio de la Hi-Point 995TS, ya que en Estados Unidos puede conseguirse en su versión más básica por menos de 300 dólares. Y en cuarto y último lugar, lo que hizo decantarme por este modelo en particular fue la gran disponibilidad de accesorios para su customización, fabricados tanto por la propia casa Hi-Point como por otras compañías norteamericanas.

La carabina 995TS puede comprarse en 8 diferentes configuraciones: configuración básica; configuración 995TS FG, que incluye un forward folding grip (empuñadura delantera plegable); configuración 995TS FGFL, con la empuñadura y una linterna táctica; configuración 995TS LAZ, con puntero láser; y configuración 995TS FGFL-LAZ, con empuñadura plegable, linterna táctica y puntero láser. Todas estas 5 configuraciones incluyen un sistema de puntería convencional de miras metálicas o iron sights.

Las otras 3 configuraciones incorporan diferentes sistemas de puntería. Así, la configuración 995TS RD viene con un visor de punto rojo o Red Dot scope; la configuración 995TS 4×32 sale con un visor de esos mismos aumentos; y por último la configuración 995TS 4xRGB se entrega junto con un visor RGB de 4 aumentos.

Abriendo la caja, primeras impresiones
La caja de la Hi-Point 995TS no sobresale por su diseño. Es de cartón de color marrón y con letras negras. Pero lo que realmente importa es lo que viene dentro. En su interior encontramos la propia carabina, un cargador con capacidad para 10 cartuchos del 9x19mm, una correa para transportar la carabina, un cierre con llave para el disparador, una llave para el desmontaje y ajuste del arma, el manual de instrucciones, y cualquier accesorio que hubiéramos adquirido con la carabina. En mi caso una linterna táctica y un “folding grip”.

carabina_hi_point_995ts
​Carabina Hi­-Point 995TS en su caja original

Lo primero que notamos al tomar la 995TS en nuestras manos es su peso. Y es que son casi 3 kilos sin munición ni accesorios instalados. El cuerpo está hecho de polímero negro resistente a los elementos, con una longitud total de 78,75 cm y equipado con 2 raíles Picatinny (uno superior y uno inferior) para el montaje de diferentes accesorios. En la culata encontramos un sistema con 3 muelles destinado a reducir el retroceso transmitido al hombro del tirador tras cada disparo. Tanto la mira trasera como la delantera son ajustables en altura y lateralidad. Ambas miras tienen un diseño robusto y estáb bien protegidas ante posibles golpes. El arma transmite robustez, pero a su vez se nota la total falta de refinamiento en su diseño.

Despiece y mantenimiento
Algo que llama la atención al leer el manual es la frecuencia en la limpieza del arma. El fabricante recomienda enviar la carabina a fábrica cada 5.000 disparos para proceder a su limpieza y mantenimiento, pagando el propietario de la carabina únicamente los gastos de envío. Tal intervalo de mantenimiento es impensable para muchos, particularmente para aquellos que servimos en el Ejército y nos pasamos muchas horas limpiando las armas tras un día en el campo de tiro. Personalmente, limpio mis armas siempre que las disparo, sin importar la cantidad de munición utilizada. Para limpiar la Hi-Point 995TS necesitaremos la llave para su desmontaje (está incluida). Si la carabina viene con el “folding grip”, la llave va guardada en un compartimento especial dentro de la propia empuñadura.

El desmontaje del arma no es complicado, pero resulta bastante más laborioso que por ejemplo en un AR-15. En este sentido, es obvio que el diseño de la 995TS no incluye la necesidad de tener que realizar un rápido “field cleaning” del arma. Debido a que la acción de la carabina es por retroceso simple de masas, la acumulación de suciedad es menor que en otras acciones y tiene menos impacto en el funcionamiento del arma. He aquí la explicación de por qué Hi-Point recomienda estos amplios intervalos de limpieza y mantenimiento.

carabina_hi_point_995ts_9mm
Despiece básico de la 995TS. La llave de despiece puede verse en la parte derecha de la fotografía, justo encima de la culata

Tras realizar el despiece básico, el cual separa el arma en sí del cuerpo de polímero, tendremos que desmontar la acción para su limpieza. Para ello necesitaremos la llave de despiece, pero esta vez para hacer fuerza, ya que el diseño definitivamente no está pensado para un rápido y fácil despiece. Una vez desmontada la acción, tendremos varias piezas de pequeño tamaño que conviene mantener juntas y controladas para no perderlas. Estas piezas son el muelle recuperador, una pieza que retiene el muelle recuperador en posición, la retenida del percutor, los dos muelles del percutor, y el propio percutor.

Ahora podremos limpiar todo perfectamente y  proceder a volver a montar el arma una vez terminemos. Como ya he comentado, el despiece del arma es un tanto crudo, siendo fácil que alguno de los muelles salte con el riesgo de perderlo si estamos en algún lugar proclive a ello, como un prado, el monte, etc. Así que mejor hacer la limpieza en casa, tranquilamente y con cuidado.

carabina_hi_point_995ts_9mm_
Despiece de la acción de la carabina. No es aconsejable despiezar el arma en lugares proclives a perder las piezas pequeñas. El despiece requiere fuerza y puede que algún muelle acabe volando fuera de nuestro alcance

En el campo de tiro
La galería es el lugar donde se definirá nuestra futura relación con esta nueva compañera de tiro; donde se creará un vínculo probablemente para siempre, o donde nos daremos cuenta de que nuestra relación nunca llegará a funcionar.

A veces, los inicios son duros. En este caso, tras insertar el cargador con 10 cartuchos y disparar por primera vez, tuve un fallo de alimentación. Solucionado el problema, tuve otro fallo de alimentación y empecé a sentirme bastante frustrado. Decidí cambiar la munición de 125 grains de punta hueca que estaba usando, por una munición blindada de 115 grains, lo cual solucionó el problema. Tras consultar con otros tiradores sobre mi problema, me enteré  que las carabinas Hi­Point suelen requerir un periodo de rodaje antes de poder usar munición  de punta hueca de forma fiable. Me aconsejaron disparar 300 cartuchos de munición blindada antes de volver a tratar con la punta hueca.

Con la munición blindada todo fue bien. La 995TS es un arma extremadamente divertida de disparar. Debido al poco retroceso del calibre 9mm Parabellum y a la acción de los muelles amortiguadores en la culata, la carabina apenas se mueve al ser disparada, lo que permite unos disparos de seguimiento increíblemente rápidos, además de contribuir a que la sesión de tiro resulte muy divertida.

La precisión a 50 metros es buena y la bala impacta allí donde apuntas, teniendo en cuenta que es un calibre 9mm Parabellum y que la carabina no ha sido creada con el tiro de precisión a largas distancias en mente. Personalmente, me limité a disparar con ella en el rango de 25-50 metros. Nada que objetar, hace su trabajo. Resumiendo, da en el blanco, y realmente se disfruta cada disparo y no se siente el cansancio que otras armas más estresantes de disparar nos producen tras unos cientos de cartuchos.

carabina_hi_point_995ts_disparando
Mi hija, que tenía 12 años en esta foto, probando la carabina. Debido a su contenido retroceso, es un buen arma para jóvenes y tiradores noveles

Después de unos 200 cartuchos de rodaje con la munición blindada, probé de nuevo con munición de punta hueca de 147 grains, específicamente Winchester Ranger Bonded, la cual ya no dio ningún problema en los 50 cartuchos que disparé.

Una de las grandes virtudes de la carabina 995TS es su suave retroceso. El hecho de usar un calibre de pistola y un amortiguador de muelles en la culata hace que el tirador apenas note el retroceso, lo cual es una ventaja para los disparos de seguimiento en secuencia rápida, pero también hace a la 995TS un arma perfecta para ser usada por jóvenes y aquellas personas que nunca han disparado. Su suave retroceso elimina el miedo instintivo ante la combinación de ruido y retroceso. Además, hace más fácil a los principiantes impactar en el blanco, lo cual aumenta la confianza y el factor diversión de un día de tiro.

Personalización y accesorios
Para muchos, la posibilidad de personalizar un arma es un plus a la hora de decidirse por un determinado modelo, y precisamente esto es algo que la carabina Hi-Point ofrece. Hay varios estilos diferentes de cuerpos de polímero, como el que imita el armazón de la Beretta Cx4 Storm y que transforma visualmente la Hi-Point en una Beretta Cx4. En mi caso, me gustaba más fea, así que decidí darle tan sólo unos pequeños toques de maquillaje.

carabina_hi_point_995ts_Impresiones finales
La carabina Hi­Point 995TS es probablemente el arma con mejor relación calidad-precio del mercado civil estadounidense, sobre todo si entendemos sus debilidades y puntos fuertes. No es el tipo de arma que llevaría en combate o de caza, pero tampoco ha sido creada para ello. No la llevaría en una salida a la montaña, donde pudieran producirse encuentros con osos, pero es perfecta para esas salidas donde lo más peligroso que te puedas encontrar sean rateros humanos.

Es increíblemente barata, divertida de disparar, de mínimo mantenimiento, y una fiabilidad fuera de toda duda, una vez se la ha dado su rodaje. Aunque si la fiabilidad es algo primordial en nuestro “go pack”, me limitaría a utilizar sólo munición blindada. La 995TS es la perfecta “trunk weapon” o arma de maletero, una fiel “go pack” para llevar en esa salida de camping al monte para divertirse tirando, y sin tener que estar continuamente preocupado por lo que pueda pasarle al arma. Además, puede compartir munición con tu arma corta, por lo que reducir la logística siempre será bueno.

Categorias: Tiro

Etiquetas: ,,,,,,,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.