Poco conocidos, pero cumplidores: cartuchos FEDERAL EFMJ y CORBON Silver Slug

Me atrevo a asegurar que ninguna fuerza pública española los emplea, pero afortunadamente mi lista de amigos sigue siendo más nutrida que la de enemigos, o eso creo y espero. Yo no es que precisamente vaya regalando lisonjas, y lo sabes, pero el alistamiento de los primeros va in crescendo. Pero en fin, a lo que iba, que es lo que interesa. Recientemente he probado, gracias a unos desprendidos amigos, varios cartuchos Federal EFMJ de 124gr y Corbon Glaser Silver Safety Slug de 80gr, ambos con cargas “+P” y del calibre 9mm Parabellum. Debido a lo desconocidos que son en estas tierras ibéricas, me siento un privilegiado muy afortunado y agradecido.

Federal EFMJ 124 grains
El primero de los referidos, el EFMJ, o Expandig Full Metal Jacket, monta un proyectil especialmente concebido para defensa y seguridad, o sea para que expanda en el cuerpo alcanzado, para que transfiera mucha energía y para que no sobrepenetre generando riesgos a terceras personas. Es, por tanto, una bala expansiva como otras muchas más, solo que su aspecto físico es cónico, truncado y blindado, dado que su núcleo, mitad plomo y mitad silicona, está encamisado por una envuelta metálica. Ni que decir tiene que no se trata de una punta hueca, por más que esté diseñada para obtener los mismos efectos. Es por ello que para permitir su propia deformación, el recubrimiento metálico cuenta con aristas internas de prefragmentación. Para acabar tan somera descripción, significar que el culo del proyectil es del tipo ‘Open Base’.

cartuchos_federal_efmj_silver_01
Los dos cartuchos protagonistas de nuestra prueba. El FEDERAL EFMJ (izquierda) y el Corbon Silver Slug (derecha)

Como a mi alcance solamente han puesto un puñado de estos cartuchos, no he podido explayarme disparándolos contra una variedad de blancos, por lo que como en otras ocasiones he optado por reventar garrafas repletas de agua. Vestida la primera botella de 5 litros con un paño 100% algodón, tras ésta coloqué otras tantas garrafas idénticas. Una tras otra, todas pegaditas sin dejar que el aire corriera entre ellas, fueron fusiladas desde 3 metros de distancia con una pistola Glock 26. El resultado no me sorprendió: el proyectil únicamente perforó 2 garrafas, lo que en este caso suponen 30 centímetros. La punta quedó completa y uniformemente abierta tras perforar la segunda botella sin perder masa y sin fracturar el tercer contenedor, aun cuando llegó a tocarlo. En el pie de rey marcó 15 milímetros de expansión definitiva. Me convence, así que amenazo con probarlo contra lunas delanteras de vehículos, cuando me haga con unos cuantos cartuchos más.

cartuchos_federal_efmj_silver_08
Vista aérea del culote, la punta del proyectil, y la bala recuperada y deformada tras impactar en las garrafas de agua

Según numerosos especialistas y aficionados norteamericanos, nuestro EFMJ de 124gr, que en aquel país únicamente se suministra a estamentos policiales, se comporta prácticamente igual en todos los materiales contra los que ha sido disparado. Así pues, algunos aseguran haber recuperado puntas totalmente expandidas tras haber atravesado vidrio, madera contrachapada, gelatina balística y planchas de yeso. No obstante, Federal cuenta con un producto similar en catálogo, el EFMJ Guard Dog de 105gr, destinado al mercado civil.

cartuchos_federal_efmj_silver_07
El FEDERAL EFMJ de 124 grains es un proyectil blindado con una más que aceptable expansión al impacto

Esta munición se presenta como una excelente alternativa para los jefes de policía acomplejados que temen adquirir cartuchos expansivos de punta hueca. Temerosos de las potenciales críticas de los grupos políticos de la oposición, amén de aquellos movimientos sociales que pancarta en mano se apuntan a todo sin saber de nada, muchísimos gerifaltes se dejan llevar por los dimes y diretes de los policialmente analfabetos. Pese a que los funcionarios armados pueden usar reglamentariamente puntas huecas, y esto es algo que no merece más discusiones a estas alturas del partido, las EFMJ pueden cubrir el nicho funcional de las huecas tradicionales al tratarse de proyectiles blindados. Efectivamente, blindados como los que consumen miles de policías españoles, solo que estos Expanding no acostumbran a sobrepenetrar, y cuando lo hacen es ya con menos capacidad lesiva.

Corbon Silver Slug 80 grains
El otro proyectil testado se ha comportado como personalmente intuía que se comportaría. Del ligerísimo Silver Slug de 80gr se espera que penetre poco, pero que pegue una buena patada y que descomponga su masa en pequeños trozos. ¿Que por qué? Pues porque es uno de los proyectiles más utilizados por los agentes de seguridad que viajan encubiertos y mezclados con los viajeros de determinados vuelos comerciales, lo que exige que esta munición transfiera la máxima energía tan pronto impacte, para evitar con ello las indeseables consecuencias de los excesos de perforación. En el caso que nos ocupa, huelga decir que si una bala atravesara a un terrorista podría conservar todavía propiedades para herir, y hasta matar, a miembros del pasaje o de la tripulación. Pero es más, incluso podría agujerear el fuselaje aeronáutico, o dañar los sensibles paneles de aviónica.

cartuchos_federal_efmj_silver_05
Cartucho Corbon Silver Slug de 80 grains, con la característica punta plateada y desintegrado por completo tras el impacto con las garrafas

Hollywood nos tiene al día de las fatales consecuencias de una despresurización aérea. Ricardo Huercio, vocal del Colegio Oficial de Pilotos, se ha pronunciado en el diario ABC (24/01/2013) sobre esta clase de incidencias: “Es difícil que se produzca una despresurización, porque el funcionamiento es automático y el propio avión cambia de sistema si este falla. Se puede producir un percance por un fallo en el funcionamiento de las válvulas de presurización, o, en los casos más graves y llamativos, debido a un boquete en el fuselaje. Por eso no puede haber armas en un avión, porque si se dispara y se produce cualquier tipo de fuga se daría una de las despresurizaciones más peligrosas, la llamada explosiva. Este tipo de despresurizaciones son las que habitualmente se reflejan en las películas de cine, donde vemos como salen cosas volando, e incluso los pasajeros no pueden respirar porque los pulmones son incapaces de tomar y expulsar el aire. Si se produce un fallo en este sistema, los pilotos siguen un protocolo de actuación que básicamente consiste en hacer un descenso de emergencia, mediante un procedimiento que nos sabemos de memoria. Una despresurización provoca un gran estrés entre los pasajeros, ya que provoca mareos, dolor en el oído, en la parte frontal de la cara o en los senos nasales, por la diferencia que hay entre la presión del interior y el exterior del oído”.

Para comprender la importancia de este tipo de emergencias, en primer lugar deberíamos saber qué significa ‘presurizar’. Se trata ni más ni menos que del bombeo activo de aire comprimido en la cabina de una aeronave, para garantizar la seguridad y el confort de los ocupantes. Es necesario cuando un avión alcanza una altitud importante, ya que la presión atmosférica natural es demasiado baja como para suministrar el suficiente oxígeno a los viajeros y a la tripulación. Sin la presurización se puede sufrir mal de montaña, o incluso una hipoxia. Las aeronaves que realizan vuelos rutinarios sobre 3000 metros de altura están, por lo general, equipadas con un sistema de oxígeno alimentado por medio de máscaras, o están presurizadas por un sistema de control ambiental usando gas suministrado por un compresor, o aire comprimido del motor. (Diario ABC, del 24/01/2013).

cartuchos_federal_efmj_silver_12
Los 2.8 gramos recuperados del Silver son, aproximadamente, el 60 de la masa total: 5.1 gramos, o sea 80 grains. El resto debió caer del agua al reventar la garrafa y volar por los aires, cayendo seguramente las demás bolitas de plomo por el barro empapado del campo de tiro

La Corbon Silver Slug hizo explosionar la primera garrafa. Fue brutal. Gran parte del proyectil (el 60%) fue encontrado hecho añicos dentro de este contenedor de agua. Como garantiza el fabricante, así como quienes privadamente ya han evaluado estos cartuchos, la minimización de riesgos a terceros está casi asegurada. Ahora bien, de ser portadas prendas de vestir gruesas y/o resistentes, tal vez las lesiones en un torso no siempre lograrían la afectación de órganos internos importantes. Pero también podríamos pensar, al menos de este modo piensa la mayoría de la gente, que quienes prestan este tipo de servicios de protección están altamente adiestrados para, en escasas fracciones de segundo, colocar una gran cantidad de tiros sobre los hostiles. Solo así, en situaciones de secuestros aéreos por parte de elementos terroristas, se podrán conseguir rápidos fuera de combate en la parte contraria. Eso si acaso el personal no entrena hasta la saciedad el disparo a la cabeza, donde este proyectil seguramente funcionaría con muchísima eficacia.

cartuchos_federal_efmj_silver_13
Fragmentos de plomo que recubren el interior del cartucho frangible Corbon Silver Slug

La versión Silver se compone de un vaso metálico relleno de fragmentos de plomo cohesionado del número 6, mientras que para el primitivo modelo Blue la casa Corbon Glaser utiliza plomillo fino del número 12. Una esfera de plástico de color gris plata cubre la cúspide. Esto no solamente le otorga al cartucho la típica forma ojival que facilita el acceso a las rampas de alimentación de las armas semiautomáticas, sino que además la susodicha bolita colabora en la deformación y posterior destrucción de la punta, justo en el instante del impacto. Señalar que la pionera versión Blue suele penetrar tan escasamente, que la firma ha tenido que recurrir a un nuevo diseño, el Silver, en busca de un poco más de profundidad de impacto.

Me atrevo a asegurar que ninguna fuerza pública española los emplea, pero afortunadamente mi lista de amigos sigue siendo más nutrida que la de…
90%
Munición segura y eficaz
  • Capacidad de expansión del EFMJ
  • Desintegración del Silver Slug
  • Posibilidad de evitar sobrepenetración
  • Disponibilidad y presencia en España
  • Uso policial, seguridad y defensa

Categorias: BANCO DE PRUEBAS

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,,,,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.