Distancia y tiempo de reacción: Vivir o morir en solo 2 segundos

Miren la cantidad de metros que recorre el tío cuchillo en mano, desde que se arranca hasta que resulta abatido. Pero lo más significativo de todo son los 2 segundos que tarda el policía en abrir fuego, incluso estando pistola en mano, incluso advirtiendo con tiempo suficiente la amenaza, e incluso teniendo encañonado al agresor. Consume 2 segundos en disparar; y una vez que empieza a escupir plomo, acertando además, al loro con la distancia que todavía recorre el agresor, ya herido, hasta que cae al suelo. Casi llega a tocar al tirador que desesperadamente grita ‘¡tira el cuchillo!’, teniendo encima varios plomazos, creo que en el tronco.

De esto va, precisamente, «En la línea de fuego: la realidad de los enfrentamientos armados» (Tecnos).

Video:

 

Categorias: Sucedió así...

Etiquetas: ,,,,

2s Comentarios

  1. Avatar

    Que tipo de munición usó el policía? Parece blindada por la cantidad de disparos que realiza y el tío no se para. Tal vez con punta hueca y más calibre, habría caído antes no?

    Responder
    • Avatar

      Ernesto Pérez

      Marcos, es imposible de saber si se usó munición blindada o qué otra clase de cartuchería, solo porque el tiroteado caiga a la primera o la quinta bala en él impactada. Son tantos factores los que intervienen, que no sé por cuál empezar. Primero: tirar contra el malo 8 veces no significa impactar en él 8 veces. O sea, tal vez NO todos los proyectiles entraron en el atacante. Es súper frecuente errar disparos cuando de verdad te atacan y tu vida está realmente en juego. Segundo: lo importante no es qué clase de punta uses sino qué punto del cuerpo destruyas o deteriores. Otro o sea: si crees que dándole al agresor con una bala blindada en la frente no lo vas a parar, pero que sí lo vas a parar endiñándole con una punta hueca en una pierna, estás equivocado. Lo mismo sí, que lo mismo no. Es más, apuesto mis 4 pelos que la munición aquí empleada es hueca, solo que hasta que una bala no tocó un órgano interno concreto no se logró detener el ataque.

      La mejor de las ventajas que podemos obtener de las puntas expansivas disparadas con armas cortas es que ello reduce las posibilidades de que los proyectiles abandonen el cuerpo lesionado, generando riesgos para terceras personas. Y cuando sí salen del pellejo, es ya, normalmente, con menos energía que si se tratara de puntas semiblindadas o blindadas. ¿Transfieren más energía las huecas/expansivas que las otras? Sí, sin duda, pero no de un modo tal como para que nos creamos que un 9 Parabellum hueco va a hacer en la carne lo mismo que un proyectil hueco de fusilería, donde la velocidad tiene el doble o el triple valor.

      Hay mucho más que rascar.

      Responder

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.