Otra vez: Armas largas y Policía Local. Seamos realistas

Sí, una vez más este manido tema. Desde los desgraciados atentados de Barcelona y Cambrils se está produciendo un clamor dentro del colectivo de la Policía Local que reclama la dotación de armas largas para sus agentes, como si esto fuera la panacea o la solución a todos los males. Si me preguntáis, “Luis ¿tú quieres armas largas para tu trabajo como Policía Local? La respuesta será: Sí, pero…”

En ese “pero” es donde empiezo a parecer un bicho raro (seguramente lo sea), pues yo pienso que ver a un Policía Local dando seguridad a sus compañeros en un control con una escopeta, o patrullando una zona con gran afluencia de gente con un subfusil, es el final del camino, un camino largo que por el momento ni hemos empezado a andar.

Un ayudante de Sheriff (cuerpo equivalente a las Policías Locales en USA) armado con escopeta

Dotar a día de hoy de armas largas a la Policía Local sería poco más o menos como comprarse el llavero del Mercedes y dejar colgar la ostentosa estrella de nuestro bolsillo como si tuviéramos el último modelo de la marca germana aparcado a la vuelta de la esquina, cuando en realidad no tenemos ni para una bicicleta.

Para empezar, y esto va a doler, debemos empezar por analizar nuestras carencias. Si eres de los que ha pasado del titular y la primera foto de este artículo, doy por hecho que te interesan los temas operativos relacionados con tu profesión, pero desgraciadamente no siempre es así. ¿Cuántos de tus compañeros irían a las prácticas anuales de tiro si no fueran obligatorias? ¿A cuántos dejarías ir detrás de ti al acceder a un inmueble violentado portando un flamante HK UMP9? ¿Qué nivel medio tenemos manejando el arma corta?

Esto, señores, es solo culpa nuestra. Aquí no podemos mirar hacia los jefes o hacia los políticos, esto es nuestra responsabilidad. Sé que esto no afecta solo a las Policías Locales, pero son de ellas de las que estoy hablando hoy.

Ayudantes del Sheriff armados con dos HK UMP

Igualmente, y me voy al caso concreto de la Comunidad Valenciana, aquí no contamos ya con armas largas porque no queremos, pues bastaría con reconocer en nuestra ley autonómica expresamente qué armas y qué calibres necesitamos para que con el marco legal vigente a nivel estatal, nadie pudiera poner ningún impedimento a su uso. Pero ese tema no interesa, nos sentamos a hacer una ley por y para Policías Locales y después de 1500 borradores vamos a aprobar un texto que se preocupa mucho de blindar jefaturas y nada de estos temas. Sin ir más lejos, antes los Instructores-Directores de Tiro de nuestra comunidad recibían formación en la materia (escopeta y rifle) pero esto se erradicó como si de una enfermedad se tratara.

El que suscribe, recibiendo formación básica en manejo del rifle durante el curso de Instructor-Director de Tiro

Antes de hablar sobre armas largas hay mucho que mejorar. Los rifles y las escopetas serían una guinda del pastel ideal, pero queda mucho por hacer. No podemos empezar a construir nuestro edificio sobre arenas movedizas, hay que buscar terreno firme para poder arrancar con unos cimientos sólidos, y creo que ahora es el momento.

Ayudante de Sheriff mostrando dos escopetas de dotación, una de ellas (naranja) destinada al uso de municiones menos letales

Desgraciadamente se han dado dos situaciones que hacen que las Policías Locales cuenten con una oportunidad histórica. Nosotros decidiremos qué queremos ser de mayor: si una Policía de ámbito local próxima al ciudadano, pero POLICIA con mayúsculas; o una legión de alguaciles supeditados al político de turno.

El primero de los hechos nos golpeó el corazón a todos cuando un grupo de asesinos solo necesitó una furgoneta para hacernos ver lo vulnerables que somos. El segundo de los factores que nos viene a situar en un punto de inflexión es una decisión política, cobarde desde mi punto de vista, pero una decisión al fin y al cabo, pues gobernar debe ser eso: decidir, tomar decisiones y asumir las consecuencias. Esta decisión es la de no sacar el ejército a la calle. Imagino que muchos no soportarían ver a nuestros soldados con su bandera española en el hombro en según qué sitios, pero no nos equivoquemos, son los mejor preparados para el uso de esas armas largas que necesitamos.

En consecuencia y con el ejército confinado en sus cuarteles ¿cómo aumentamos efectivos en la calle? Parece que ante esta cuestión alguien se ha acordado de que hay una policía que venían tratando como una policía de segunda, que además de ser muy numerosa, resulta que está integrada por hombres y mujeres tan válidos como los que más y que también podría aportar su granito de arena en esto de la prevención contra el terrorismo: “vamos a contar con las policías locales”, le debió susurrar alguien al oído del señor Zoido.

Y en ese punto estamos. Ahora parece que nos necesitan, o que quieren contar con las Policías Locales y nosotros nos dedicamos a pedir unas escopetas que no vamos a saber utilizar. Creo que nos equivocamos.

Quizás una Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que data de 1986 llena de ambigüedades y anacronismos sea el primer punto a tratar. Dotémonos de un nuevo marco legal a nivel nacional que realmente nos homogenice, dejemos de ser reinos de taifas, pongamos límite a la influencia de los alcaldes, acabemos con la figura del interino en la policía, hagamos que se nos reconozcan las competencias que en muchos casos ya venimos desarrollando de facto, hablemos de colaboración recíproca real, pues si bien ya la reconoce la vetusta norma que nos regula, en la práctica ésta no existe, y es que no es lo mismo colaboración que sumisión. Esto sí es prioritario.

Luego formación: si se nos da la oportunidad, demostremos que somos capaces de estar a la altura de las expectativas. Y entonces sí, armas largas y todo lo que tenga que venir.

Veteranos subfusiles STAR Z70

Hagamos por una vez las cosas como han de hacerse, si algo de positivo debe haber en los errores es que nos marcan el camino que no hay que seguir. En este caso, miremos el trecho que han recorrido lo cuerpos estatales. Tras la psicosis que surgió después de los atentados en Francia se comprendió que había que dotar de herramientas a nuestros profesionales, y ¿qué se hizo? Una vez más, un gesto de cara a la galería. Se desempolvaron viejas y destartaladas escopetas Franchi, se municionaron con cartuchos de posta (posiblemente la peor munición en entorno urbano) y se pusieron en las manos de unos agentes que en muchos casos no habían manipulado ese arma desde su paso por la academia, o se sacaron de los bunkers los CETME LC con más de 30 años, o las todavía más veteranas Star Z70, por supuesto sin reciclaje ni actualización formativa. Así no. Armas largas en la Policía Local sí, pero hagamos las cosas bien pues se nos va a juzgar con mucha más vehemencia que a otros cuerpos.

 

Por Luis Trejo Delgado
ultimaratioformacion@gmail.com

Categorias: Policial

Etiquetas: ,,,,,,,,

5s Comentarios

  1. Si tú mismo nos estás desacreditando, que nos van a dar, o es que los policías locales somos unos inútiles para manejarlas y los demás son expertos tiradores, por gente como tú no avanzamos, porque queréis la perfección, y eso no es posible, lo que nos den hay que cogerlo y luego seguir avanzando, que para utilizar un arma larga no hay que ser un seneca, que a los militares se las dan a la semana de estar en el ejercito y tienen 20 años.

    Responder
    • Veo que no has entendido nada.
      Yo que pido formación y un marco legal que reconozca nuestra labor soy de los que hace que esto no avance y tú qué dices “dame una escopeta y ya veremos” eres un ejemplo de evolución…sigue que vas bien
      Fin de la réplica. No perderé más tiempo

      Responder
  2. Voy a dar algunos ejemplos vividos en primera persona (como instructor/observador), estando en líneas de tiro con la guardia civil, policía nacional, policías locales de diferentes localidades, etc.:
    Para empezar el nivel de formación es muy bajo (salvo en unidades especiales), las prácticas de tiro anuales son muy pocas y en un número elevado se reflejaba las pocas ganas de realizar las prácticas de tiro. También están los tiradores que se interesan por las prácticas porque es algo que les gusta.
    Por ponerte algún ejemplo un instructor de tiro de uno de los cuerpos arriba indicados, hacía disparar a los tiradores sin protección auditiva para que, según él, se acostumbrasen al ruido. En cuatro días todos sordos. Que yo sepa en todas las prácticas de tiro, prima la seguridad por encima de todo. Para pasar revista al arma larga, disparaban en ángulo de 45 grados y no sobre el blanco asignado a cada uno. Jamás se debe de efectuar un disparo al aire, aunque sea en vacio. También observé en alguna ocasión el desconocimiento de algún tirador de su arma reglamentaria. No sigo.
    Aclarar que no todo es así, hay tiradores que están muy preparados, aunque también es verdad que es porque se han preocupado por ampliar sus conocimientos buscándose la vida.
    Repito, en la mayoría el nivel de formación que han recibido no es suficiente (además las técnicas usadas no están muy claras) y en algunos el nivel de motivación es muy bajo.

    Responder
  3. Al hilo del anterior comentario decir que en España, hasta hace poco, el nivel de violencia al que tienen que enfrentarse los diferentes cuerpos de seguridad ha sido bajo, gracias a Dios, comparado con otros países y eso hace que también todo el mundo, en general, se relaje bastante y eso es así. La gran mayoría de los efectivos, se han retirado sin tener que hacer uso de su arma reglamentaria ni una sola vez (por suerte para ellos). Con todo lo que está sucediendo hoy en día, está claro que hay que cambiar bastante los procedimientos, planes de estudios de las academias, etc.

    Responder
  4. En los EEUU existen 11.500 agencias policiales divididas en locales, de condado, estatales y federales.
    Casi todos son departamentos locales (no sólo los “sheriff”), no hay comisarías de agencias federales (si me roban el bolso o me insultan) debo de ir a una comisaría local o del sheriff según donde esté, las estatales (del estado ya sea Nevada, California, etc,etc) se ocupan principalmente de las carreteras y apoyo a las policías locales.
    http://fauerzaesp.org/foro/viewforum.php?f=17

    La formación en tiro dentro del plan PATIO, va por Comandancias, en la mia gracias a unos excelentes instructores hemos pasado en pocos años de analfabetos funcionales en tiro a por lo menos confiar en nosotros mismos, en otras Comandancias sigue siendo un desastre.
    Pero la seguridad (gafas, cascos) se lleva a rajatabla.

    Responder

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.