Caza del corzo: rifle, calibre y óptica recomendados

El viernes 1 de abril arrancó la tan deseada temporada de caza del corzo. De hecho, hay mucho cazador que caza prácticamente en exclusiva en esta modalidad. Es indiscutible la belleza del rececho de corzo, normalmente llevada a cabo en terrenos bellos y mucho más asequibles que el de otro tipo de animales. El corzo, también llamado el “duende”, es un cérvido de gran belleza y atractivo. De mirada dulce y profunda, es el más pequeño de los cérvidos que se cazan en España. Se trata de un animal de costumbres, desconfiado, “mirón”, y de oído fino y carrera explosiva.

Como decimos, el rececho de corzo siempre resulta una preciosa experiencia. Amigo de lindes de siembras en las madrugadas, suele ser puntual a sus querencias y sus horarios. A principios del mes de abril podemos encontrarnos con que alguno tiene aún la “borla” o tiene la cuerna ensangrentada.

caza_corzo_cria
Cría de corzo, todavía sin su característica cuerna

Seguramente, el arma más idónea para este tipo de caza es un rifle monotiro, ligero, corto y manejable, en calibres con buena rasante como por ejemplo un .243 Win. Algunas buenas opciones serían por ejemplo el Blaser k95, un monotiro espectacular, pero que va aparejado a una factura con muchísimos ceros. Espectacular también, pero con un precio más asequible tendríamos al Merkel K3. En una opción más económica tenemos la gama de rifles BERGARA, que aunque no los he probado, son de calidad y bastante económicos. También muy apropiados son los nuevos rifles modulares que permiten intercambio de cañones, como puede ser el Sauer 404, o el interesante Merkel Helix.

Respecto a los visores, es importantísima la claridad de la óptica, ya que en la madrugada, o primeras (o últimas) luces del día, y estando en el borde de la siembra, puede resultar difícil de verlos en la “sombra” de la parte sucia del bosque. Según avancemos en la temporada, ahora las siembras están bajas, nos costará verlos todavía más con la hierba aun verde y más alta. Tengo mucho interés en probar un Kahles de 3 a 12 aumentos en campana de 56 que tengo en mis manos. (¡Próximamente!)

Importante contar también con unos buenos prismáticos que tengan claridad y buena óptica para, primero encontrar al ansiado duende, y segundo, observar y asegurar que se trata de un buen macho. Este año voy a probar unos Delta Optical, sorprendentes en calidad y a un precio realmente interesante.

caza_corzo_rececho
Característica mirada del escurridizo corzo

Muchos son los cazadores que utilizan una única arma para todas las modalidades de caza, y los calibres más extendidos van “sobrados” para el corzo. Desde un .270 hasta el .300 Winchester Magnum, pasando por el todoterreno .30-06, el cada vez más de moda .270 WSM, o el clásico 7mm Remington Magnum, todos ellos resultan más que suficientes para este la caza del corzo.

Por costumbre, muchos cargamos más de una bala, pero la realidad es que el disparo a un corzo a la carrera es un disparo muy muy complicado. No solo por la velocidad del cérvido, o por sus saltos, sino porque es una res de pequeño tamaño, y no por nada lo llaman “tragabalas”. Un .243 será letal, lo mismo que un .270 WSM, pero respetará la carne y será más aprovechable. Descartaría calibres para disparo en corto, como los cartuchos utilizados en rifles Express o de palanca, o cazarlos con escopeta.

caza_corzo_salto
El duende del bosque en uno de sus habituales saltos

La mejor distancia para abatir al corzo va de los 80 a los 150 metros en mi opinión. No es que no se les deba disparar a más distancia, pero en caza no se trata de hacer un concurso de “snipers“. Es un rececho y el animal, si somos cautos, nos permitirá acercarnos hasta por debajo de los 150 metros, permitiéndonos disparar con 8 aumentos con gran certidumbre y asegurando un desenlace inmediato. Se trata de un animal con mucha “stamina“, es decir, que una vez se lanza a la carrera, aunque haya recibido un disparo, puede recorrer muchos metros mortalmente herido.

Disfrutemos de este bellísimo animal y ojalá crucemos nuestra mirada con la negra pero dulce mirada del duende del bosque.

Categorias: Caza

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,,,,,,,

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.